dimarts, 14 de juny de 2016

Atorada en el laberinto


Antes de empezar a escribir sobre lo que quiero, debo pedir disculpas por esta desaparición tan repentina pero los exámenes y las notas eran lo primero, lo segundo mi trabajo y luego estaba el blog. Así que lo siento mis queridos lectores, pero volví y con energías positivas. Os invito a leer este post, que aunque no sea sobre un libro puede invitar a la reflexión. Espero que esto sirva de algo.


Esta cita me ha hecho reflexionar sobre mi futuro. En estos momentos he acabado segundo de bachillerato. Debo decir que ha estado el peor curso de mi vida porqué ha estado muy duro y he tenido que estudiar demasiado. En definitiva, no lo volvería a repetir. Ahora solo me queda la última carrera para superar la selectividad. Y me aterroriza. La única cosa que ilumina mi camino cada vez va perdiendo esa fuerza que me ha mantenido constante este año, el periodismo.

El periodismo es la carrera de mis sueños: ahí puedo ser yo misma, el programa de estudios me atrae muchísimo e irme a Barcelona a estudiar es un sueño para mi. Pero, y la nota? Debo ser realista. Y cuando lo haces te das cuenta de que todo lo que has estado soñando durante este año tan negro solo era una manera de dejar pasar esos momentos insoportables. Yo me imagino siendo una periodista de renombre, que viaja por el mundo y que es feliz. Pero, y si no sale nada según lo planeado?

"Tienes que ponerte en el peor de los casos" me dijo mi profesora de literatura catalana. La presión por la nota, la selectividad y mi autoexigencia me cegaron. En ese momento hacer periodismo se había convertido en una obligación, y no un sueño. Me paré un momento para observar en mi presente. Periodismo sigue siendo una de mis opciones para ir a la universidad, pero comprendí que no debía fijarme solo en una idea, sino que debía abrir mis horizontes. He entendido que no debo limitar mi futuro en una sola opción sino que he de abrir mi mente a nuevas experiencias y opciones.

Con este pequeño escrito, a parte de mostrar mi experiencia, quiero haceros ver que en a vida no nos hemos de limitar a una sola opción. Debemos abrirnos al mundo y aceptar las diversas oportunidades que pasan por delante de nuestras narices. Y si no puedo hacer realidad mi sueño, puede que encuentre alguna cosa que no había imaginado nunca. 

Muchos abrazos y siento mi desaparición mis lectores :)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada